• Configurador

    Es una herramienta de software que permite a las empresas industriales la gestión del producto personalizado. Está pensado para empresas que ofrecen productos con múltiples posibilidades y combinaciones (por ejemplo cuando se ofrecen diferentes funciones, acabados, medidas…).

    En el ámbito logístico e industrial, el configurador debe automatizar la entrada en el ERP de la estructura y ruta de fabricación, reduciendo el trabajo de ingeniería de fabricación y eliminando errores.

    También se debe integrar con la ingeniería de producto, conviviendo con los sistemas específicos de esa área como el CAD y el PDM, y evitando redundancia de tareas.


  • ERP industrial

    Software de gestión con funcionalidades extraordinarias en el área de fabricación (como la configuración de producto, estructuras y rutas, analítica de costes detallada, gestión de utillajes, conexión con herramientas CAD, gestión de tiempos de preparación de máquina,…)


  • APS (Advanced Planning Scheduling)

    Software para la planificación de la producción a capacidad finita, que secuencia las operaciones teniendo en cuenta las limitaciones y restricciones de la fábrica, proveedores y subcontratistas, de acuerdo a uno o varios algoritmos. Las soluciones APS pueden estar integradas con el ERP, soluciones MES (control de la producción), GMAO (mantenimiento en planta) y/o WMS (control de almacenes).


  • Big Data

    La herramienta de BIG DATA dispone de una analítica de Minería de datos, con unos interfaces muy intuitivos para la visualización de correlaciones, asociaciones, clasificaciones, regresiones y predicciones.

    La herramienta Big Data está enfocada al análisis de vibraciones, consumos, OEE, mejora del mantenimiento predictivo, calidad del producto y en definitiva al aumento de la producción de las plantas productivas.


  • SPC trazabilidad

    Las soluciones de software SPC (Statistical Process Control) permiten aplicar métodos de control de calidad a los procesos industriales que utilizan algoritmos estadísticos.

    Estas herramientas nos permiten mejorar la calidad del proceso y el producto, controlando la variabilidad de la fabricación, para asegurar los estándares de calidad de la empresa.

    Frente a los métodos de control de calidad basados en la inspección, las herramientas SPC focalizan su actividad en la detección y prevención de problemas, más que en su corrección.

    Los beneficios aportados vendrán no sólo por la reducción de incidencias de calidad (ahorra costes de reprocesos o devoluciones), también nos ayudará a reducir el tiempo de proceso y a mejorar la disponibilidad de las máquinas.


  • PDM (Producto Data Management)

    El sistema de gestión de la información de producto (PDM) es el responsable de proveer las herramientas necesarias para controlar, normalizar y compartir dentro de la empresa industrial la información relacionada con sus productos.

    Los datos del producto afectan tanto a especificaciones técnicas como a especificaciones de fabricación y desarrollo, así como a los materiales empleados. Principalmente es utilizado por las áreas de ingeniería de las empresas industriales.

    El PDM nos ayudará a asegurar los altos niveles de calidad exigidos por la industria, en un entorno muy cambiante de versiones de producto; y colaborativo, en cuánto a procesos de ingeniería y de fabricación ejecutados en lugares diferentes y distantes.


  • BI (Business Intelligence)

    Actualmente las organizaciones manejan un flujo de datos inimaginable hace apenas unos años atrás. Como consecuencia de esto, la capacidad de recolectar datos e información ha aumentado día tras día, transformándose en un activo esencial de las organizaciones.

    Gestión de los datos para transformarlos en conocimiento del negocio mediante la visualización de correlaciones, asociaciones, clasificaciones, regresiones y predicciones.

    Uno de los retos más importantes es analizar datos no estructurados que en ocasiones tienen un volumen muy grande y además deben ser analizados en tiempo real (como por ejemplo determinados comportamientos de una máquina).


  • Cuadro de mando

    Un cuadro de mando es el conjunto de indicadores de negocio que permite a los usuarios clave de una empresa, el control y la toma decisiones adecuadas sobre las operaciones de la compañía. Es un sistema que nos informa de la evolución de los parámetros fundamentales del negocio.

    Los indicadores serán especializados por el área del negocio a analizar: financieros, comerciales, productivos, logísticos, calidad, mantenimiento…

    La experiencia en el sector industrial nos permite asesorar a los clientes sobre las buenas prácticas en éste campo, diseñando e implantando un sistema personalizado de cuadro de mando para cada empresa, que cubra de forma integrada tanto el ámbito de la gestión, como el de las operaciones en planta.


  • Ciberseguridad

    La ciber-seguridad en la Industria es una temática cada vez más relevante puesto que las plantas son al fin y al cabo, sistemas críticos. Las redes y el equipamiento de producción (Operational Technologies –OT) están dejando de estar aislados. Es una tendencia difícilmente parable que fuerza a aumentar la interconexión entre sistemas. En el mundo de las tecnologías de la información, empujado en gran medida por las inseguridades de Internet, han evolucionado rápidamente técnicas de ciber-seguridad. Estas soluciones se pueden aplicar en muchos casos en el equipamiento de producción (OT), en especial cuando se trabaja con soluciones no críticas en tiempo. Pero definitivamente, a día de hoy se necesita un enfoque de seguridad en varias capas (“Multi-layer cyber-security”). Desde la Alianza, aplicamos el enfoque de “Cyber-security by design”” que introduce sistemas de seguridad en los diferentes niveles, desde el dispositivo hasta la aplicación.


  • Cloud

    Todo el software industrial debe ejecutarse de forma segura en una infraestructura que esté siempre disponible, accesible desde entornos distribuidos facilitando la integración de toda la cadena logística y de fabricación.

    Una infraestructura crítica requiere tanto de equipos de última generación como de los servicios profesionales adecuados para dimensionar, configurar y administrarlos adecuadamente. Estos servicios van encaminados a mejorar el nivel de servicio, incrementando la disponibilidad de los sistemas facilitando la escalabilidad en capacidad y reduciendo el coste total de los mismos.

    Trasladar esta infraestructura a un servicio disponible en Internet (Cloud) permite disponer de una mayor flexibilidad, evitar costosas inversiones y disponer de sistemas correctamente administrados y actualizados. Todo ello contando con la garantía de una mayor disponibilidad y seguridad de los datos que ofrece un proveedor especializado.


  • Monitorización

    La monitorización de los equipos de planta permite acceder de manera integrada a toda la información generada por los distintos equipos y máquinas de la planta y facilita la toma de decisiones en tiempo real.

    Un sistema de monitorización en planta gestiona toda la información del proceso productivo: órdenes de fabricación, personal o el estado de máquinas y procesos con sus incidencias y alertas. Provee además los medios para la integración de la información obtenida de las máquinas con las aplicaciones de gestión (ERP y MES).

    Entre las funcionalidades típicas de un sistema de estas características está la recogida de datos en planta en tiempo real, el modelado del proceso o la visualización de las líneas de producción y la creación cuadros de mando con los indicadores necesarios y personalizados de la planta.